Vezot haberajá 54-7

Vezot haberajá 54-7

Y esta es la bendición

Deuteronomio 34:1-12

Por Dr. K. Blad

Y subió Moisés desde la llanura de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está frente a Jericó… Y allí murió Moisés, siervo del SEÑOR, en la tierra de Moab, conforme a la palabra del SEÑOR. 

(Deut. 34:1a, 5 LBLA)

¿Cómo murió Moshé rabenu?

Lo último que Moshé hizo en su vida fue subir a un monte. La llanura de Moav está a unos 400 metros debajo del nivel del mar y el monte Nevó tiene una altura de unos 800 metros sobre el mar, algo más alto que Yerushalayim. Así que Moshé hizo una subida de unos 1200 metros. La subida a una montaña representa un acercamiento al Altísimo y lo último que Moshé hizo en su vida era acercarse más Al que amaba más que todo lo demás.

El texto hebreo dice que Moshé murió según la boca del Eterno – "על־פי ה, al pi HaShem. La misma expresión aparece 26 veces en las Escrituras. Según el nivel simple se entiende esta expresión como lo que la boca del Eterno ha pronunciado, pero el Midrash explica que se puede entender como que el Eterno dio un beso a Moshé y extrajo su espíritu. La misma expresión aparecen en el texto que habla de la muerte de Aharón en Números 33:38a, donde dice: “Entonces el sacerdote Aarón subió al monte Hor por mandato del SEÑOR (al pi HaShem), y allí murió” (LBLA)

Los dos hermanos varones del Altísimo tuvieron el privilegio de morir en una montaña cerca del Eterno mediante un beso divino.

¿Cuál es tu aspiración en la vida? ¿Quieres subir y acercarte cada vez más al Altísimo, tu Padre celestial, o quieres llegar a las alturas de este mundo? ¿Cómo quieres terminar tu vida, besando las cosas perecederas del mundo o besando al Eterno que es capaz de devolverte el espíritu y sacarte de la tumba?

Acércate al Eterno cada vez más y recibirás más y más besos, como está escrito en Cantar de los Cantares 1:2: “¡Que me bese con los besos de su boca! Porque mejores son tus amores que el vino.”

Cuando nuestra hija tenía seis años inventó una canción que se llama: “Mi papá me quiere mucho.” Esa canción es también la que tengo en mi corazón en cuanto a mi amado Papá celestial. Lo único que aspiro en la vida y en la muerte es estar cerca de Él.

Que el Eterno conceda gracia a los que tengan que morir antes de la venida del Mesías para que puedan terminar sus vidas con un beso divino.

Kol tuv – todo lo bueno,

Ketriel

 

Vista hacia la tierra prometida desde el monte Nevó

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina - Koltorah