Vezot haberajá

Vezot haberajá 54-1

Y esta es la bendición

Deuteronomio 33:1-7

Por Dr. K. Blad

Esta es la bendición con la que Moisés, hombre de Dios, bendijo a los hijos de Israel antes de morir.

 (Deut. 33:1 LBLA)

¿Cómo terminarás tu vida?

Moshé había transmitido muchas palabras de advertencia y reprensión al ver proféticamente lo que el pueblo del pacto iba a hacer en el futuro. La canción que acaba de cantar y enseñar a su pueblo no tenían muchas palabras de aliento sino difíciles de tragar.

Moshé tenía todas las razones para estar molesto con su pueblo. Tantas rebeldías que habían mostrado, tantas quejas, tantas injusticias, tantas malas lenguas, tantas desobediencias y tantas cosas negativas que habían hecho. Moshé había tenido que arriesgar su propia vida y la de su hermano varias veces para salvar al pueblo, y ¿qué recibió de vuelta? más quejas. Sólo un pequeño grupo había sido fiel. Si Moshé se hubiera fijado en lo negativo, su alma se hubiera hundido desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, él había aprendido a fijarse en otras cosas para poder llevar la obra del Eterno adelante. Lo más importante que hizo fue fijarse en el Eterno y las cosas invisibles celestiales. Esto le hizo estar por encima de las cosas negativas que había debajo del sol. Otra cosa que le mantenía arriba fue su profundísimo amor por su pueblo. El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta. Además había visto de manera profética el futuro glorioso del pueblo del pacto y esto le ayudaba a mantener el aliento y la esperanza por su pueblo.

El sabía que las advertencias, las maldiciones y las reprensiones que había pronunciado sobre ellos de parte del Eterno, iban a hacer efecto en ellos y finalmente iban a salir victorioso con la ayuda del Eterno y su inmensa gracia.

Lo último que hizo en su vida antes de morir fue pronunciar bendiciones sobre tribu tras tribu del pueblo que tanto amaba. Esta es una señal de un hombre de Elokim, que es capaz de superar todo lo negativo y ser un canal de bendición del cielo en medio de todo lo malo que hay en su alrededor. No fue vencido por el mal sino con el bien venció sobre el mal.

¿Cuáles serán tus últimas palabras en tu vida? ¿Terminarás tu vida amargado hablando mal de todo y todos o terminarás bendiciendo a todos los que te han hecho tanto daño? ¿Podrás superar las emociones negativas y extraer del cielo bendiciones que son capaces de acompañar a sus destinatarios y llevarles a su fin divino?

 

Termina tu día bendiciendo al que te haya hecho daño y termina tu vida con palabras de bendición y tú también serás considerado un hombre o mujer de Elokim.

Shavua tov y shaná tová,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina - Koltorah