Haazinu 53-4

Haazinu 53-4

Escuchad

Deuteronomio 32:19-28

Por Dr. K. Blad

Ellos me han provocado a celo con lo que no es Dios; me han irritado con sus ídolos. Yo, pues, los provocaré a celos con los que no son un pueblo; los irritaré con una nación insensata 

(Deut. 32:21 LBLA)

¿Quién es el pueblo que no es un pueblo?

Como los hijos de Israel tomaron como sus dioses los que no eran Dios – en hebreo lo-El,לא-אל  – HaShem toma un pueblo que no es pueblo – en hebreo lo-am, לא-עם. En el nivel peshat, simple, significa que Israel iba a ser maltratado por un pueblo que no es considerado como pueblo. Según Rashí, se refiere a los cashdim (caldeos) y Esav (romanos). Los caldeos son el mismo pueblo que los babilonios, los habitantes de la antigua Caldea, el país de Babilonia. Ese imperio destruyó el primer templo. Según Najmánides, los cashdim no constituían una nación en su inicio, pero el Eterno los engrandeció con el fin de utilizarlos para conquistar y dominar el mundo. Gur Aryé dice que los cashdim no tenían importancia intrínseca porque no poseían ni escritura ni lenguaje propios y por ello no formaban parte de las setenta naciones primordiales. Un descendiente de Esav fundó Roma. Los romanos destruyeron el segundo templo. Gur Aryé se basa en el Talmud para decir que Edom tampoco es considerada una nación en sí misma, porque originalmente tampoco tenían ni escritura ni lenguaje propios.

También se puede interpretar el texto desde un nivel más alto de manera que habla de los gentiles que por causa de la apostasía de Israel, recibe la posibilidad de entrar y formar parte del pueblo divino, oportunidad que es producida por medio de la obra de Yeshúa.

Al igual que el pueblo de Israel consideró como sus dioses los que no eran Dios, HaShem considera a los convertidos de entre los gentiles como su propio pueblo. Dentro del Israel espiritual hay un pueblo más numeroso que los judíos, de origen gentil, que ha sido tomado por el Eterno como su pueblo por medio de Yeshúa el Ungido. Estos gentiles reciben, por adopción, el derecho legal de ser llamados hijos de Avraham y de Elokim y, por lo tanto, también son herederos de las bendiciones que son para Israel. Esto provoca a los judíos a ira.

En Romanos 10:19 está escrito: “Y añado: ¿Acaso Israel no sabía? En primer lugar, Moshé dice: YO OS PROVOCARÉ A CELOS CON UN pueblo QUE NO ES PUEBLO; CON UN PUEBLO SIN ENTENDIMIENTO OS PROVOCARÉ A IRA.” (LBLA) Pablo está desarrollando este texto en los dos capítulos 10 y 11 de la carta a los Romanos. En el final del capítulo 11 dice que por la apostasía de una parte de Israel, los gentiles llegan a obtener los derechos que pertenecían a los hijos de Israel. Este hecho provoca celos en los judíos de modo que también ellos van a querer recibir la salvación dada por medio de Yeshúa el Ungido, primeramente al judío y también al griego.

No son los judíos creyentes en Yeshúa los que tienen el llamado de provocar a los judíos incrédulos a celos, sino los gentiles que abrazan el judaísmo universal en el Mesías, como está escrito en Romanos 11:11, 13-14: “Digo entonces: ¿Acaso tropezaron para caer? ¡De ningún modo! Pero por su transgresión ha venido la salvación a los gentiles, para causarles celos... Pero a vosotros hablo, gentiles. Entonces, puesto que yo soy apóstol de los gentiles, honro mi ministerio, si en alguna manera puedo causar celos a mis compatriotas y salvar a algunos de ellos.” (LBLA)

El texto hebreo utiliza dos palabras sinónimas para pueblo, am – עם – y goy – גוי. Am se traduce como pueblo y goy como nación. La palabra goy es usada algunas veces en relación con el pueblo del pacto, pero el término que mayormente se aplica para ellos es am. Según Strong, am tiene que ver con una unidad congregada y goy está relacionado un cuerpo.

El texto de hoy dice que HaShem va a provocar al pueblo de Israel con un no-pueblo – lo-am – que a su vez es un pueblo – goy. Esto nos enseña que los noajitas convertidos al Eterno por medio de Yeshúa no son am pero son un goy. Como “no-pueblo” (de Israel) pero siendo un pueblo (espiritual) que es una parte del mismísimo cuerpo del Mesías tienen que causar celos a los judíos, no haciéndose judíos porque si se hacen judíos ya no serían lo-am y no podrán cumplir con esta misión.

Querido noajita, no busques ser judío. Busca la llenura del Espíritu del Eterno y vive en un alto nivel de obediencia a los mandamientos que te corresponden y cumplirás tu misión de provocar a los judíos a celos.

Kol tuv,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina - Koltorah