VaYelej 52-3

VaYelej 52-3

Y caminó

Deuteronomio 31:7-9

Por Dr. K. Blad

Entonces llamó Moisés a Josué y le dijo en presencia de todo Israel: Sé firme y valiente, porque tú entrarás con este pueblo en la tierra que el SEÑOR ha jurado a sus padres que les daría, y se la darás en heredad. El SEÑOR irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes. Y escribió Moisés esta ley y la dio a los sacerdotes, hijos de Leví, que llevaban el arca del pacto del SEÑOR, y a todos los ancianos de Israel. 

(Deut. 31:7-9 LBLA)

¿Pueden convivir la Torá y Yehoshúa?

El nombre Yeshúa es la forma abreviada del nombre Yehoshúa. Este nombre nuevo que Moshé rabenu puso sobre Hoshea bin Nun por el espíritu profético nos muestra cuál es el nombre del Mesías venidero. Su nombre es Yehoshúa y Yeshúa.

En Yehoshúa bin Nun (Josué) podemos ver muchas indicaciones proféticas de forma alegórica acerca del Mesías venidero. Por lo tanto, este texto nos enseña que el Mesías será el que finalmente hará que todo el pueblo de Israel sea reunido e introducido en la Tierra prometida.

Al mismo tiempo vemos que Moshé escribió la Torá y la entregó a los cohaním – כהנים, sacerdotes – y todos los ancianos dirigentes de Israel para que la introdujeran en la Tierra. Estos dos, Yehoshúa y la Torá, eran las dos cosas que Moshé entregó al pueblo para que finalmente pudieran heredar la promesa divina.

Una cosa no excluye la otra. Sin Yehoshúa no hubieran podido entrar en la Tierra y sin la Torá no hubiera habido normas en la Tierra.

Esto nos enseña que el verdadero Mesías no puede rechazar la Torá ni cambiarla sino sostenerla e implantarla en la Tierra prometida. Así que, cuando venga el verdadero Mesías todas las doce tribus serán reunidas en la Tierra de sus padres, el culto en el templo será restablecido, el reino será levantado en Israel y el Mesías se sentará en el trono de su padre David para gobernar con la Torá sobre todo Israel y sobre el mundo entero. Entonces habrá paz y justicia en toda la tierra.

Moshé y el Cordero saben cantar muy bien juntos, como está escrito en Revelación 15:3: “Y cantaban el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:  ¡Grandes y maravillosas son tus obras, oh Señor Dios, Todopoderoso! ¡Justos y verdaderos son tus caminos, oh Rey de las naciones!” (LBLA).

Yehoshúa y la Torá van juntos y Yeshúa y Moshé son muy amigos.

Kol tuv,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina