Nitsavim 51-2

Nitsavim 51-2

Estáis de pie

Deuteronomio 29:13-15 (12-14 heb.)

Por Dr. K. Blad

Y no hago sólo con vosotros este pacto y este juramento, sino también con los que están hoy aquí con nosotros en la presencia del SEÑOR nuestro Dios, y con los que no están hoy aquí con nosotros (Deut. 29:14-15 LBLA)

¿Puede el Eterno estar interesado en los que no están?

Este texto dice que el pacto que fue hecho en las llanuras de Moav con la segunda generación que había salido de Egipto no era solamente para esa generación sino también para los que iban a nacer después dentro del pacto y también con aquellos gentiles iban a entrar en el pacto por voluntad propia mediante la conversión.

Esto nos enseña varias cosas. Primero que el Eterno está interesado en que este pacto continúe y sea mantenido por los descendientes de Israel. ¿Para qué sirve levantar una nación sacerdotal para el mundo, si las siguientes generaciones no van a seguir con ese llamado? Por eso recae sobre cada padre y madre judíos una responsabilidad grande para instruir a sus hijos a ser fieles al pacto.

También aprendemos que este pacto no tiene que ser renovado en cada generación, como pasó en esta ocasión que hubo una renovación en las llanuras de Moav del pacto que se había hecho en Sinaí una generación anterior. El que nace por padres que están en este pacto entra automáticamente en él. Uno que nace como judío ya está dentro de este pacto lo cual implica unos privilegios grandísimos pero al mismo tiempo una responsabilidad sumamente grande.

Además podemos ver en este texto que el pacto sigue vigente para las futuras generaciones lo cual implica que los mandamientos no pasarán de moda. Cada mandamiento contiene una verdad y un principio que es aplicable en cada generación cuando se reúnan las condiciones para que los mandamientos puedan ser cumplidos.

Hay graves consecuencias para los que anulan alguno o varios de los mandamientos diciendo que no son para este tiempo o que han sido abolidos.

Los cinco libros de Moshé son tan válidos hoy como cuando fueron escritos y benditos los que los respetan y obedecen.

Cuando el pacto renovado para el ministerio sacerdotal celestial fue establecido por medio de la muerte de Yeshúa no sólo se hizo con los que estaban presentes en el aposento alto sino también con todos los que iban a entrar en ese pacto por la predicación de ellos (Juan 17:20-21)

¡Entonces HaShem contaba contigo cuando estableció el pacto renovado en la sangre de Yeshúa!

Bendiciones,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina