VaEtjanán 45-4

VaEtjanán 45-4

Y supliqué

Deuteronomio 5:1-21(18 heb.)

Por Dr. K. Blad

No hizo el SEÑOR este pacto con nuestros padres, sino con nosotros, con todos aquellos de nosotros que estamos vivos aquí hoy. 

(Deut. 5:3 LBLA)

¿Qué pasa con la nueva generación?

Cada generación nueva que se levanta tiende a cambiar las cosas del pasado. Las corrientes de este mundo hacen su influencia sobre ellos de manera que tienen la tentación de pensar que las normas que recibieron los antepasados sólo eran para ellos y para esos tiempos. Es muy fácil pensar que ahora son nuevos tiempos con nuevas modas y expresiones modernas con nuevos estilos de vida y por eso hay que cambiar ciertas normas de la Torá y eliminar otras para adaptarse a la nueva situación que existe en el mundo.

Este pensamiento es muy engañoso y es la causa de la perdición de la mayoría de los que se han asimilado y perdido la fe.

Es cierto que las normas de la Torá tienen que ser adaptadas y aplicadas para las nuevas condiciones de la vida, especialmente en un mundo que experimenta una explosión en el desarrollo tecnológico. Pero sólo se puede hacer estos ajustes de manera correcta si no perdemos lo fundamental en cuanto a la revelación de la Torá, que cada uno de los mandamientos está dado para el pueblo de Israel para todos los tiempos y todas las generaciones, como está escrito en el Salmo 119:160: “La suma de tu palabra es verdad, y cada una de tus justas ordenanzas es eterna.” (LBLA)

Moshé rabenu destruyó este pensamiento modernista en la segunda generación después de la salida de Egipto diciendo que el pacto no fue hecho con sus padres sino con ellos, con todos los que están vivos hoy. Esa es la actitud que ha mantenido el pueblo judío vivo y la seguirá manteniendo vivo por toda la eternidad; el Eterno ha hecho un pacto con nosotros hoy.

Querido discípulo de Yeshúa, no bases tu fe sólo en los recuerdos de las generaciones pasadas, cultiva tu relación íntima con el Eterno hoy. Si eres judío debes saber que el pacto del Sinaí está vigente para ti hoy, y si eres uno de los escogidos de entre las naciones debes saber que el pacto renovado por medio de Yeshúa con Israel también te incluye en el plan de redención como está escrito en Isaías 49:6: “dice El: Poca cosa es que tú seas mi siervo, para levantar las tribus de Jacob y para restaurar a los que quedaron de Israel; también te haré luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra.” (LBLA).

También debes saber que el pacto que el Eterno hizo con Avraham avinu diciendo que sería un padre de una multitud de naciones (Gén. 17:4), también es vigente hoy. Por este pacto, que luego fue confirmado en Yeshúa, la promesa de bendición dada a Avraham pasó a los gentiles de manera maravillosa.

Todos los que están en el Mesías Yeshua fueron incluidos en el pacto renovado con el resultado del perdón de los pecados y vida eterna y un lugar de gloria en el mundo venidero.

¡Bendito sea el Eterno que está con nosotros hoy!

 

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina