Pinjás 41-7

Pinjás 41-7

Boca de serpiente

Números 29:12-40 (heb. 30:1)

Por Dr. K. Blad

Después, el día quince del séptimo mes, tendréis santa convocación; no haréis trabajo servil, y por siete días celebraréis una fiesta al SEÑOR. Y ofreceréis un holocausto, una ofrenda encendida como aroma agradable al SEÑOR: trece novillos, dos carneros, catorce corderos de un año, que sean sin defecto;

(Núm. 29:12-13 LBLA)

¿Por qué son sacrificados tantos novillos?

Durante los siete días de sukot – סכות, cabañas – se ofrecían en total 70 novillos. El número 70 representa las 70 naciones gentiles originales que salieron de los lomos de Noaj, según Génesis 10. La fiesta de sukot está conectada de una manera especial con las naciones. Sukot es la fiesta que proféticamente anuncia el reinado mesiánico con mil años de paz en todo el mundo. En ese tiempo se restablecerá el culto en el templo en Yerushalayim y representantes de todas las naciones tendrán la obligación de subir a esa capital del mundo no sólo para recibir instrucciones cómo vivir según la Torá (Isa. 2:1-4; Miq. 4:1-4), sino también para celebrar la fiesta de los tabernáculos, sukot (Zac. 14:16-19).

En la fiesta de sukot se sacrificarán de nuevo 70 novillos por año a favor de todas las naciones. Israel cumplirá su función como nación sacerdotal para el resto de las naciones y todo el mundo será sumamente bendecido y vivirá en paz y prosperidad.

El hecho de que los 70 novillos representan a las naciones también nos enseña que Israel como sacerdote de las naciones puede ofrecer estas naciones de manera simbólica al Eterno. El papel de Israel es enseñar la Torá a las naciones para que se entreguen totalmente como sacrificios vivos al Eterno. Las naciones mismas no podrán hacerlo de manera satisfactoria sin el ministerio de la nación sacerdotal.

Esto nos enseña que sin los judíos los gentiles no sabrán cómo vivir correctamente ni cómo vivir para agradar al Eterno. El judío ha sido llamado a ser luz para las naciones y por esa razón los escogidos de las naciones que se someten al liderazgo de los escogidos de entre los judíos podrán llegar al máximo nivel de su potencial. Sin ese sometimiento se irán cada uno por su camino y se crearán un sinfín de ideologías, religiones, denominaciones y ministerios particulares que todos tienen una cosa en común, no querer aceptar el liderazgo judío que el Eterno ha establecido para ellos.

Cuando el movimiento que surgió alrededor de Yeshúa se extendió a los gentiles todo iba bien mientras que se sometían al liderazgo de los judíos. Pero cuando los líderes gentiles, llamados padres de la Iglesia, tomaron control del movimiento, este se separó de su origen y así se creó el cristianismo que en su seno tiene un espíritu de rebeldía contra los judíos.

Cuando el reino mesiánico sea establecido, ese espíritu desaparecerá y así los gentiles podrán caminar bien, dirigidos por el pueblo de Israel restaurado tanto física como espiritualmente.

Los sacrificios de los 70 novillos representarán entonces la entrega de las naciones al Único y él los recibirá como aroma agradable y dejará que su rostro brille sobre todos ellos.

¡Que venga el Reino pronto!

Shabat shalom,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina