Jukat 39-6

Jukat 39-6

El estatuto de

Números 21:10-20

Por Dr. K. Blad

Y de allí continuaron  hasta Beer; este es el pozo donde el SEÑOR le dijo a Moisés: Reúne al pueblo y les daré agua.

(Núm. 21:16 LBLA)

¿Hay alguna relación entre un pueblo reunido y el agua?

La Torá muestra en varias ocasiones que una de las condiciones para que el agua pudiera brotar de manera sobrenatural era que el pueblo estuviera reunido. En esta ocasión el Eterno dice de nuevo que el pueblo tenía que reunirse para recibir agua. Si el pueblo no se hubiera reunido no hubiera habido agua.

Aquí hay un secreto. Cuando el pueblo escogido se reúne el Eterno da agua. Junto al trono del Eterno sale un río de agua. Esa agua es también fuego. Las aguas son la fuerza de la vida de las palabras y el espíritu de la Torá que constantemente salen del trono del Eterno. En las Escrituras el agua simboliza la Palabra y el Espíritu del Todopoderoso.

La Torá muestra que cuando hay una reunión del pueblo escogido es mucho más fácil que el agua fluya que cuando uno está solo. Esto nos enseña que debemos reunirnos como pueblo escogido y escogidos de entre los pueblos para que el agua celestial pueda fluir y podamos saciar nuestra sed espiritual.

¿Tienes sed espiritual? Reúnete con los escogidos con expectativa de recibir agua del cielo. No te quedes en casa. No abandones la congregación de los hijos del Altísimo. Júntate con ellos regularmente y el Eterno te dará agua.

Kol tuv,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina