BeHaalotjá 36-1

BeHaalotjá 36-1

Cuando hagas subir

Números 8:1-14

Por Dr. K. Blad

Así separarás a los levitas de entre los hijos de Israel, y los levitas serán míos. 

(Núm. 8:14 LBLA)

¿Qué hay en el corazón del Eterno?

El Eterno creó al hombre a su imagen y semejanza. Por eso cuando él mira al hombre se está viendo un reflejo de sí mismo. El mandamiento de amar al prójimo como a sí mismo ha salido de su corazón y por lo tanto él ama al hombre. El Eterno ama al hombre con todo su corazón. Por eso le dolió tanto cuando Adam se apartó en el huerto y se escondió de su presencia por haber pecado. El pecado separa al hombre del Eterno. Por eso el Eterno odia al pecado pero sigue amando al hombre.

La única manera de poder restablecer la relación inicial en el paraíso es quitar el pecado del hombre. Por medio de los sacrificios el pecado es cubierto y perdonado, pero no quitado. Pero por medio de la muerte y resurrección el pecado es eliminado del hombre.

Ahora, el Eterno desea estar cerca del hombre, o más bien, desea que el hombre esté cerca de él. Por eso escogió al pueblo de Israel para tener una nación cercana a él. Pero esto no le era suficiente. Su amor y deseo por el hombre hizo que escogiera un grupo de entre los escogidos, escogió a los levitas de entre los hijos de Israel y dice que ellos serán suyos.

Esto muestra lo que hay en el corazón del Eterno, un profundo deseo de estar cerca del hombre porque él ama al hombre como a sí mismo, como está escrito en Malaquías 1:2a: “Yo os he amado --dice el SEÑOR--.” (LBLA) Y en Lucas 2:14 está escrito: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace.” (LBLA) Y en 1 Juan 4:16 está escrito: “Y nosotros hemos llegado a conocer y hemos creído el amor que Dios tiene para nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios permanece en él.” (LBLA)

¿Qué hay en el corazón del Eterno? ¡Hombres!

Shavua tov,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina