Nasó 35-4

Nasó 35-4

Levanta

Números 5:11 – 6:27

Por Dr. K. Blad

Habla a los hijos de Israel, y diles: "El hombre o la mujer que haga un voto especial, el voto de nazareo, para dedicarse al SEÑOR, se abstendrá de vino y licor; no beberá vinagre, ya sea de vino o de licor, tampoco beberá ningún jugo de uva, ni comerá uvas frescas ni secas. Todos los días de su nazareato no comerá nada de lo que se hace de la vid, desde las semillas hasta el hollejo. Durante todos los días del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza. Hasta que se cumplan los días por los cuales se apartó a sí mismo para el SEÑOR, será santo; dejará crecer las guedejas del cabello de su cabeza.

 (Núm. 6:2-5 LBLA)

¿Cómo un laico puede obtener la misma santidad que el sumo sacerdote?

La palabra hebrea que ha sido traducida como “nazareato” es nezer – נזר  – que significa abstención, separación, dedicación, consagración, corona. La diadema santa que el sumo sacerdote usaba es llamada nezer hakodesh  –נזר הקדש  – corona de santidad o diadema santa, como está escrito en Éxodo 39:30: “E hicieron la lámina de la diadema santa de oro puro, y grabaron en ella como la grabadura de un sello: SANTIDAD AL SEÑOR.” (LBLA).

El nazir tiene una señal sobre su cabeza, de dejarse crecer el cabello, lo cual es una señal de ser apartado para HaShem. Esto nos enseña que hay una relación entre el sumo sacerdote y el nazir por la señal de su consagración que está sobre su cabeza. El nazir tiene la misma santidad que el sumo sacerdote.

Así que, cualquier persona, hombre o mujer dentro de Israel tiene la opción de dedicarse a HaShem y llegar al mismo nivel de santidad que el sumo sacerdote.

Evidentemente la santidad máxima no está reservada únicamente al sumo sacerdote sino accesible para todo el que desea vivir en ese nivel de santidad, hombre o mujer. ¿Cuál es el camino? El sacrificio. Y en este caso no es obligatorio sino voluntario.

Este principio podríamos aplicar también sobre los no judíos que desean vivir en un nivel de santidad superior a su estado normal. Mediante una elección voluntaria de abstenciones diversas podrán expresar de una manera especial du devoción al Eterno. El ayuno total o parcial, tiempos de oración extra, abstinencia sexual o de ciertas comidas permitidas, son varias maneras de apartarse al Eterno.

Esta dedicación puede ser de carácter permanente, de por vida, como está expresado en Romanos 14:6 donde está escrito: “El que guarda cierto día, para el Señor lo guarda; y el que come, para el Señor come, pues da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor se abstiene, y da gracias a Dios.” (LBLA) Esta dedicación también puede ser temporal como vemos en 1 Corintios 7:5 donde está escrito: “No os privéis el uno del otro, excepto de común acuerdo y por cierto tiempo, para dedicaros a la oración; volved después a juntaros a fin de que Satanás no os tiente por causa de vuestra falta de dominio propio.” (LBLA).

El no judío que elige no comer animales que no le son prohibidos por causa del Eterno es santificado por su decisión, y especialmente cuando se trata de aquellos animales que son prohibidos para los hijos de Israel.

Bendiciones,

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina