Metsorá 28-4

Metsorá 28-4

El que tiene tsaráat

Levítico 14:33-53

Por Dr. K. Blad

Cuando entréis en la tierra de Canaán, que os doy en posesión, y ponga yo una marca de lepra sobre una casa en la tierra de vuestra posesión 

(Lev. 14:34 LBLA)

¿No vienen las enfermedades de satanás?

Este texto dice que el Eterno puede poner una marca de lepra sobre una casa. El Eterno es el que dirige y ordena toda su creación. No hay nada que ocurra que él no vigila y conoce. Es cierto que ha delegado mucha responsabilidad a sus ángeles y los hombres que han sido creados a su imagen y semejanza, y ellos tienen la libertad para elegir la obediencia o la desobediencia. Pero HaShem ha creado esa libertad en los seres superiores en la creación y por eso Él tiene la plena capacidad y autoridad para usar esa libertad y dirigir todo según sus propios pensamientos que van muy por encima de las mentes de sus criaturas.

El Eterno gobierna incluso sobre el mal. Si el mal viene a tu casa es porque Él lo ha permitido, no porque Él lo desea o se complace del mal, sino lo permite.

A pesar del mal y la rebeldía que hay entre ángeles y hombres, finalmente todo tendrá que servir los propósitos divinos. Incluso el mal podrá servir al Eterno.

Él es mucho, pero mucho más inteligente y consciente de todo como para ser tomado por sorpresa o fallar. El pecado de los ángeles y los hombres no es ni una sorpresa ni un problema para él. El domina sobre todo y ha creado un mundo que incluso es capaz de rebelarse contra él. Finalmente mostrará que Él gobierna sobre todo y que todo, absolutamente todo, habrá servido sus propósitos.

Muchas tragedias han venido en casos individuales y gran parte de los seres creados han caído y se han perdido para siempre, lo cual produce un dolor profundo en el Creador, pero eso no quita que el Eterno sea glorificado por medio de todo.

Si él pone una marca de tsaráat sobre una casa es porque él tiene un propósito con ello. Las enfermedades pueden servir los propósitos del Eterno. Todo lo malo que nos ocurre puede servir para bien, si sabemos reaccionar correctamente ante ello.

No podemos echar la culpa sobre satanás por lo malo que nos sucede. El Eterno es muchísimo más grande que satanás, y no permite que satanás haga algo que no esté dentro de los límites suyos, (ver el libro de Job). Si tenemos problemas en la vida hay que buscar la solución en nuestra relación con el Eterno y en su gracia.

Si tienes problemas con satanás tienes que hablar con el Eterno, no con satanás, porque el Eterno ha dado permiso a su ángel para causarte problemas. Cuando Pablo fue atacado por un ángel de satanás, fue a buscar ayuda del Eterno (2 Cor. 12:7-8).

Querido discípulo del Mesías. Tu Padre celestial tiene todo bajo control. Absolutamente todo lo que te pasa está bajo su vigilancia. Cuando tienes problemas busca la solución en Él. Él desea ayudarte en todo. Te ama tanto, tanto, que es capaz de enviar plagas sobre ti cuando andas mal para que te arrepientas y lo busques. Guarda tu corazón cerca de él todos los días de tu vida. Cuida tu corazón. No permitas que nada ni nadie aleje tu corazón de tu Padres celestial.

Enamórate de él.

Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina