VaYakhel 22-3

VaYakhel 22-3

E hizo que se reuniera

Éxodo 35:30 – 36:7

Por Dr. K. Blad

Y lo ha llenado del Espíritu de Dios en sabiduría, en inteligencia, en conocimiento y en toda clase de arte, para elaborar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce… Y Bezaleel, Aholiab y toda persona hábil en quien el SEÑOR ha puesto sabiduría e inteligencia para saber hacer toda la obra de construcción del santuario, harán todo conforme a lo que el SEÑOR ha ordenado. (Éx. 35:31-32; 36:1 LBLA)

¿Cuál es la consecuencia de ser lleno del Espíritu?  

El Eterno llenó a ciertas personas con su Espíritu para el trabajo con el tabernáculo. Esa llenura causó una influencia muy significativa en sus mentes y en sus cuerpos. La Torá usa tres términos para hablar de la iluminación de sus almas, los cuales son jojmá,חכמה  – sabiduría, tvuná, תבונה – discernimiento y daat, דעת  – conocimiento. La llenura del Espíritu del Creador causó que sus mentes pudieran ingeniar cómo debería ser el resultado final de las cosas y cómo podían llegar ese resultado, con otras palabras, tuvieron la capacidad de ver la meta y el camino para llegar a esa meta. La obra práctica del tabernáculo dependía de una actividad intelectual dirigida por el Espíritu del Eterno.

Esto nos enseña que la llenura del Espíritu no disminuye la actividad intelectual sino la aumenta y la canaliza correctamente. El intelecto es una herramienta muy útil para servir al Eterno. Sin embargo es el instrumento más peligroso del hombre porque tiene la capacidad de desviarse del camino del Eterno. El que confía en su intelecto puede ser engañado. El ataque de la serpiente en el huerto del Eden fue contra la mente. Cuando el hombre se desvía con su mente y pone más confianza en su intelecto que en lo que el Eterno ha dicho, se vuelve un ser caído y su mente se ha convertido en su dios (cf. Prov. 3:5).

Sin embargo, una mente sometida a y llena del Espíritu del Eterno es una herramienta sumamente útil en las manos del Creador para que sus planes se puedan llevar a cabo.

La llenura del Espíritu no es como la borrachera del alcohol, es totalmente lo contrario, produce una mente sobria y acciones del cuerpo bien coordinadas, como está escrito en Efesios 5:18: “Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu.” (LBLA)

Este texto de la Torá también nos enseña que la llenura del Espíritu no solamente aumenta y dirige la capacidad mental sino también ayuda de una manera práctica las manos y aumenta la eficacia y las fuerzas físicas para que se pueda materializar hasta su terminación la obra que está por hacer. El Espíritu opera desde dentro para fuera.

Querido discípulo del Mesías, no confíes en tu propia inteligencia y capacidad mental. Confía en el Eterno y deja que te llene con su Espíritu para que tu mente sea alumbrada y dirigida según su plan. Permite también que el poder del Espíritu te llene de tal manera que puedas cumplir sus mandamientos de manera práctica sin cansancio y sin un sentimiento de exigencia con un corazón gozoso y agradecido.

          Se lleno del Espíritu,

          Ketriel

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina - Koltorah