Shemot 13-7

Nombres

Éxodo 5:1 – 6:1

Por Dr. K. Blad

Pues desde que vine a Faraón a hablar en tu nombre, él ha hecho mal a este pueblo, y tú no has hecho nada por librar a tu pueblo. 

(Éx. 5:23 LBLA)

¿Hay nacimiento sin dolores de parto?

Moshé fue llamado de forma extraordinaria. No le cabía ninguna duda de lo sobrenatural de su llamado cuando vio la llama en la zarza y oyó físicamente la voz del ángel que le hablaba. Además los milagros sumamente palpables que había recibido autoridad para hacer también daban testimonio de su autorización para hacer lo que estaba haciendo.

A pesar de que el Eterno había avisado de antemano que la lucha iba a ser fuerte contra el faraón, Moshé realmente no había entendido lo que eso implicaría tanto para él como para el pueblo.

Un buen líder con un corazón correcto está más interesado en el bienestar de su pueblo que de su propio bienestar. Por esto, cuando el pueblo tuvo que sufrir más aún por la presión que Moshé había puesto sobre el faraón en el nombre del Eterno, Moshé no podía aguantarlo. Empezó a quejarse con el Eterno y expresar su profunda angustia por haber causado más sufrimiento en el pueblo. Sin embargo, el Eterno sabía muy bien cuánto el pueblo podía aguantar y todo estaba bajo el control del cielo.

El que recibe palabra del Eterno siempre será odiado por el sistema de este mundo presente. Así que cuando pronuncias las palabras que el Eterno te ha dado tendrás más enemigos y más lucha en la vida. Y no solamente tendrás que sufrir tú, sino tu familia y tus amados van a ser afectados por tu fidelidad a la revelación divina. Esto es perfectamente normal y parte de todo proceso de redención. No hay nacimiento sin dolores de parto. Por esto para que se produzca una redención con tanta magnitud como la que hubo en la salida de Egipto y la entrega de la Torá en Sinai, tuvieron que haber muchos dolores de parto antes. Cuánto más grande sea la redención mayores sufrimientos son requeridos. Esta es la ley en un mundo contaminado por el pecado.

No creas en los falsos predicadores que dicen que el camino del Eterno es fácil y que todo te va a salir bien si haces esto y aquello. Te digo que cuanto más fiel seas al Eterno, su Torá y su Mesías, más problemas tendrás en este mundo. Pero en medio de los enfrentamientos y los dolores habrá una gran recompensa con bendiciones de toda clase tanto para esta vida como para la vida venidera. Los sufrimientos por el Reino preparan una gloria mayor en la resurrección.

Sigue siendo fiel a la revelación y la convicción que el Eterno te ha dado y él responderá en su tiempo y en su manera.

          Shabat shalom,

          Ketriel

 

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina