VaYejí 12-3

Y se acercó

Génesis 48:17-22

Por Dr. K. Blad

Mas su padre no quiso, y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé: también él vendrá á ser un pueblo, y será también acrecentado; pero su hermano menor será más grande que él, y su simiente será plenitud de gentes.

(Gén. 48:19 RV1909)

¿Qué significa la plenitud de los gentiles?

Efrayim recibió una bendición superior a la de Menashé. Yehoshúa, el sucesor de Moshé, era descendiente de Efrayim. La tribu de Efrayim fue puesta como la principal de la nación norteña, la casa de Israel, y cuando los profetas hablan de Efrayim están incluidas todas las diez tribus del norte.

Por causa de su pecado de idolatría la casa de Israel, compuesta por las diez tribus, fue rechazada por el Eterno como su pueblo como está escrito en Oseas 1:6 y 9: “Ella concibió otra vez y dio a luz una hija. Y el Señor le dijo: Ponle por nombre Lo-ruhamá (no compacedimiento), porque ya no me compadeceré de la casa de Israel, pues no los perdonaré jamás… Y el Señor dijo: Ponle por nombre Lo-ammí (no mi pueblo), porque vosotros no sois mi pueblo y yo no soy vuestro Dios.” (LBLA) Este rechazo no fue para la casa de Yehudá (Os. 1:7) la nación sureña. La casa de Yehudá hoy son los judíos, que nunca fueron rechazados por el Eterno como su pueblo.

Sin embargo, en el rechazo de Efrayim y sus tribus constituía parte del plan del Eterno para la salvación del mundo. En la profecía que dio Yaakov a los hijos de Yosef se dijo que Efrayim sería “plenitud de los gentiles”. La expresión hebrea que se tradujo como “plenitud de gentiles” o “multitud de naciones” es meló ha-goyim –מלא הגוים  – y puede ser entendida de varias maneras. La palabra ha-goyim –הגוים  – es plural definido de goy ­–גוי  – cuyo significado principal es nación. Esta palabra se usa tanto para la nación de Israel como las otras naciones. En la forma plural normalmente significa las naciones gentiles en el sentido de los no israelitas. De esa manera el término en su forma singular goy ­–גוי  – llegó a significar gentil, en el sentido no hebreo/israelita/judío.

La manera más simple de entender el texto que estamos analizando es que Efrayim se convertiría en mucha gente. Sin embargo, la elección de términos que hay en el hebreo nos da a entender que aquí no se trata sólo de que Efrayim se convertiría en mucha gente, sino de algo más profundo proféticamente. La palabra meló –מלא  – no significa multitud, montón o cantidad, sino llenura, plenitud. Viene de la raíz malé –מלא  – que significa llenar. La expresión que usa nuestro padre Yaakov se traduce literalmente como “su descendencia será llenura de las naciones (gentiles)” lo cual puede indicar que se dispersarían entre los pueblos, lo cual no es una bendición. Por eso Rashí interpreta la expresión de manera que la fama de Yehoshúa llenaría las naciones gentiles cuando detuviera el sol y la luna en el valle de Ayalón (Jos. 10:2).

Sin embargo, la expresión meló ha-goyim –מלא הגוים  – va mucho más allá de la fama de Yehoshúa, puesto que el texto hebreo dice que la simiente de Efrayim sería la llenura de las naciones, o plenitud de los gentiles. Esto significa en primer lugar que por el rechazo del Eterno de las diez tribus los gentiles serían llenados de estos descendientes de manera que ya no se podrán contar por su gran cantidad (Os. 1:10). Las diez tribus, con Efrayim a la cabeza, están hoy en día mezcladas entre todas las naciones de la tierra y son gentiles.

Ahora, para que esto sea una bendición, tendrá que haber un plan divino para la restauración de la simiente de estas diez tribus que ha sido sembrada entre los gentiles. Cuando hay una siembra, los granos mueren para luego dar fruto abundante. Ese es el plan de salvación que el Eterno tiene para los gentiles. Efrayim fue sembrado entre todas las naciones con el fin de producir un fruto para el reino de los Cielos. Por lo tanto, los gentiles que van entrando en el reino representan algo de la vuelta de Efrayim a casa. O, para decirlo de otra manera, cuando un gentil nace de nuevo y recibe la salvación, es injertado en Israel y de esa manera se cumple en parte las profecías que hablan de la vuelta de Efrayim a su casa para ser llamado pueblo de nuevo (Os. 1:10; 2:1, 23; Rom. 9:24-26). Shaúl utiliza exactamente la misma expresión meló hagoyim en Romanos 11:25 que nuestro padre Yaakov en Génesis 48:19.

Sin embargo, los profetas hablan de algo más grande todavía, cuando el Mesías restaure las doce tribus de Israel (Isa 49:6). Por lo tanto, entre todos los gentiles hay descendientes de Efrayim que serán restaurados por completo dentro del pacto con la circuncisión y todo lo que implica para ser unidos con el pueblo judío como un solo palo (Ez. 37:15-28).

No debemos mezclar la entrada de los gentiles con la restauración de las diez tribus norteñas. Los gentiles que reciben la salvación no son la restauración de Efrayim ni son Efrayim en su restauración total. La restauración de Efrayim implicará la total vuelta al pacto de Avraham y el pacto de Sinaí junto con la renovación del pacto por la sangre del Mesías Yeshúa (Jer. 31:31, 33). Con otras palabras, para que haya una restauración total, los restaurados efraimitas de entre las naciones tendrán que hacerse judíos, en el sentido jurídico de la palabra, aceptando la autoridad de los rabinos y entrar en la obediencia a la halajá judía. Esto no es para todos los gentiles.

En la profecía de Ezequiel 37:19 se puede entender el texto hebreo de manera que HaShem dará al palo de Yehudá el papel de estar sobre el palo de Efrayim y así se unirán los dos palos. Esto nos enseña que el movimiento efraimita que viene del cielo no puede crearse separadamente de los judíos sin someterse a la autoridad de los dirigentes judíos. El trabajo del Mesías es unir los dos pueblos, y un movimiento que los separe no puede venir de él. Y, como hemos dicho antes, el gentil es el que tendrá que adaptar su estilo de vida con el judío, y no al revés.

Que el Eterno cumpla su plan de salvación con todas las naciones y que podamos ver la restauración de las doce tribus de Israel pronto y en nuestros días, ¡amén!

          Ketriel

 

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina