VaYigash 11-7

Y se acercó

Génesis 47:11-27

Por Dr. K. Blad

Y José recogió todo el dinero que había en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán a cambio del grano que le compraban, y José trajo el dinero a la casa de Faraón. 

(Gén. 47:14 LBLA)

¿Era justo recoger todo el dinero de la gente y dárselo al faraón?

 

Cuando Yosef estaba encargado de gobernar en Egipto administraba todo el grano que había amontonado en las ciudades según la necesidad de la gente. Todos tenían que venir a comprar alimentos durante los siete años de sequía.

Nos surge la pregunta: ¿por qué Yosef no daba el grano gratis al pueblo? ¿Por qué el estado no mantenía a los ciudadanos con alimentos en el tiempo de sequía si estaba en su poder hacerlo? Obviamente la Torá no aprueba el comunismo sino apoya y defiende la propiedad privada. Lo que no aprueba es la explotación injusta de nadie ni de los ricos ni de los pobres. Yosef actuaba con justicia bajo la dirección del Eterno.

En primer lugar tenemos que entender que el Eterno había dado a Yosef un don casi sobrenatural para administrar. Yosef sabía muy bien cómo hacer las cosas de mejor manera. El Espíritu del Eterno estaba en él para actuar con sabiduría en la situación en la que se encontraba. Lo que Yosef hacía venía del cielo y por eso entendemos que el cielo quería que todo el dinero de los egipcios y de las naciones de alrededor llegara al faraón en ese momento.

En segundo lugar tenemos que ver esto desde una perspectiva más amplia. El Eterno tenía un plan con el dinero que había en el mundo donde Egipto tenía su influencia. Una de las razones por la que el dinero tenía que llegar a Egipto fue que HaShem quiso que ese dinero pasara a los hijos de Israel en el momento de la salida de la esclavitud. El trabajo de cuatrocientos años sin paga merece un sueldo muy alto. Ese sueldo llegó a los hijos de Israel en el momento de su salida, como fue profetizado en Génesis 15:14: “Mas yo también juzgaré a la nación a la cual servirán, y después saldrán de allí con grandes riquezas.” (LBLA) Y en Éxodo 12:36 está escrito: “Y el SEÑOR hizo que el pueblo se ganara el favor de los egipcios, que les concedieron lo que pedían. Así despojaron a los egipcios.” (LBLA)

¿Fue sólo para que el pueblo de Israel se enriqueciera que HaShem les dio tanta riqueza? No, en gran parte fue para que pudieran construir un tabernáculo lleno de oro, plata, bronce, piedras preciosas y telas costosas. El dinero que Yosef estaba recogiendo finalmente fue utilizado para la honra y gloria del Elokim de Israel.

          Sé fiel en la administración del dinero y así darás honra a gloria al Eterno.

          Que el Eterno alce sobre ti su rostro y ponga en ti paz.

 

          Shabat shalom,

 

          Ketriel

 

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina