Vayetsé 7-6

Y salió

Génesis 31:17-42

Por Dr. K. Blad

Y mientras Labán había ido a trasquilar sus ovejas, Raquel robó los ídolos domésticos que eran de su padre. Y Jacob engañó a Labán arameo al no informarle que huía.  (Gén. 31:19, 20 LBLA)

 

¿Qué consecuencias trajeron los dos robos?

Rajel robó los ídolos domésticos – en hebreo terafim תרפים  – de su padre. La Torá no revela el motivo detrás de su robo y por lo tanto no voy a comentar sobre eso ahora. Lo cierto es que la Torá dice que ella robó o hurtó – en hebreo ganav גנב. Hurtar es apoderarse de algo que pertenece a otra persona. Puede ser un objeto, pero también todo aquello que sea de otro, como tiempo, inventos, derechos de autoría, amigos etc. En el decálogo está escrito “no hurtarás”. El hurto trae consecuencias.

¿Cuál fue la consecuencia que cayó sobre Rajel por haber hurtado los dioses de su padre?

Cuando Laván señaló que alguien había robado sus dioses, Yaakov pronunció una maldición sobre aquella persona que lo había hecho. Él no sabía que Rajel los tenía y por eso se precipitó con su boca. Esto trajo graves consecuencias para ella, de manera que murió antes de tiempo, cuando estaba dando a luz a su segundo hijo.

También Yaakov robó, cuando engañó a Lavan al no informarle que huía. El texto hebreo dice literalmente que Yaakov robó el corazón de Laván – vayignov Yaakov et lev Laván ויגנב יעקב את לב לבן  – lo cual indica que es posible robarle el corazón de alguien.

¿Qué significa esta expresión? Significa que cuando hay confianza entre personas sus corazones están entregados el uno al otro. Laván confiaba en Yaakov que no le iba a hacer daño o engañar, y por eso salió a trasquilar sus ovejas pensando que Yaakov iba a seguir siendo fiel e informar de todo lo que pasaba. Pero Yaakov no era fiel a la confianza que Laván le había depositado e huyó sin decir nada. La Torá dice que lo que hizo Yaakov fue un robo y todo robo trae consecuencias.

¿Cuál fue la consecuencia de este robo?

La consecuencia a corto plazo fue que Laván salió a perseguir a Yaakov con la intención de hacerle daño. Pero a pesar de que Yaakov no estaba limpio el Eterno le ayudó y reprendió a Laván para que no hiciera daño a Yaakov.

Sin embargo, lo que había hecho Yaakov no era bueno en los ojos del Eterno. Todavía había algo en su carácter que no había sido sometido al Espíritu del Santo, bendito es. Todavía Yaakov seguía siendo un engañador. Este punto negro de su alma tenía que ser corregido antes de que Yaakov pudiera volver a la tierra santa.

Para eso el Eterno envió uno de sus ángeles para tratar con esa área en la vida de Yaakov. Finalmente el ángel pudo quebrantar la fuerza de Yaakov para que se humillara y reconociera que se llamaba Yaakov – suplantador. En ese momento su nombre fue cambiado en Israel.

La consecuencia del hurto de Rajel fue una muerte prematura y la de Yaakov una experiencia de profundo quebranto y un daño físico en la cadera.

          Querido discípulo, no hurtes.

          Shalom uvrajá – Paz y bendición,

Ketriel

 

© 2016 Comunidades Unidas en el Mesías - Messianictorah - Mikdash Meat - Rosh Pina - Koltorah